Acciones

    beneficios de las acciones

    Las acciones o stock por su traducción en inglés, es un tipo de valor en el mundo financiero que representa la posesión que tiene un accionista sobre una fracción de la propiedad de una corporación o empresa, así como de una porción de los activos e ingresos del negocio. Usualmente, se comercializan en las bolsas de valores del mundo junto con otro tipo de activos. Las acciones, son el vehículo de inversión más popular del mundo.

    ¿Por qué las corporaciones venden acciones?

    Las empresas usan la venta de stocks como una forma de obtener financiamiento para poder invertir en el crecimiento del negocio y poder mantener las operaciones de la compañía. Cuando las compañías están empezando, por lo general, solo unas pocas personas son dueñas de la empresa. Pero cuando estas empresas necesitan dinero para expandir sus operaciones, financiar su capital de trabajo, o alguna otra razón la empresa puede decidir salir a la bolsa de valores a través de una oferta pública inicial (OPI), esto significa que la compañía venderá al público alguna o todas sus acciones en una bolsa de valores.

    ¿Una Acción Común o una Acción Preferente?

    Las compañías usualmente dividen su valor total en acciones. Hay un número de diferentes tipos de acciones que tienen diferentes funciones tanto para la empresa como el inversor y su clasificación depende de gran manera en los derechos que estas le otorgan al titular. Los inversores evalúan que tipo de acción se adecua más a su estrategia de inversión así como que cumplan con sus objetivos. Hay dos tipos principales de stocks, estas son acciones comunes y acciones preferentes.

    Acciones Comunes

    Las acciones comunes u ordinarias, por lo general le da al inversor un voto en la junta de accionistas para tomar decisiones sobre la junta directiva así como de otras decisiones importantes. Una acción común le da el derecho al titular de obtener un dividendo en el caso de que exista.

    La propiedad más importante que tienen las acciones comunes es que le confieren al accionista un derecho a voto en los asuntos corporativos, por ejemplo: en la elección de los miembros de la junta directiva, adquisición de otra empresa, venta de la compañía, y otras decisiones importantes. Por lo general las acciones comunes tienen un voto por cada acción aunque esto puede variar de empresa a empresa. Además, los accionistas comunes tienen preferencia para la compra de nuevas emisiones de stocks.

    El mayor riesgo que tienen las acciones comunes es que los accionistas dueño de este tipo de acciones tienen la última prioridad en ser pagados ante cualquier eventualidad. Si la empresa va a la quiebra y la tienen que liquidar el accionista común tienen los últimos derechos sobre la venta de los activos. Primero se le debe pagar a los bancos, instituciones financieras y otros acreedores, luego a los tenedores de bonos seguido por los accionistas dueños de acciones preferentes. Los accionistas que tienen acciones comunes quedan con el remanente luego de que se le ha pagado al resto de acreedores, usualmente centavos por cada dólar invertido.

    Acciones Preferentes

    Una acción preferente generalmente no tiene derecho a voto, pero tiene prioridad sobre los activos de una empresa ante una liquidación así como prioridad sobre las acciones comunes en lo que al pago de dividendos concierne. Es decir, un accionista con una acción preferente tiene prioridad en el pago sobre un accionista con una acción común.

    Aunque los propietarios de acciones preferentes generalmente no tienen ningún derecho a voto en los asuntos corporativo, este hecho es compensado por el pago de un dividendo de manera constante además de un derecho sobre los activos superior al de las acciones comunes, es decir en el caso de que la compañía tenga que liquidar sus activos por que se fue a la quiebra.

    Otras Clasificaciones de una Acción

    El tipo de negocio y de empresa dicta muchas de las características de una acción. Por ejemplo, una acción Blue Chip, son de alta calidad y son emitidas por empresas grandes con un gran historial de rendimiento así como un pago de dividendo estable. El precio de las blue chip por lo general no suele tener variaciones bruscas muy a menudo como lo podrían tener los stocks de compañías mas pequeñas que tienen un mayor riesgo. Los inversionistas conservadores tienen a preferir este tipo de stock ya que el pago de dividendos de forma constante puede ser atractivo. Por lo general las blue chip, son empresas maduras con excedente de efectivo que regresan a sus accionistas.

    Dependiendo de lo que se quiera lograr con la cartera de inversión, hay stocks que se mueven en una dirección dependiendo del ciclo económico, hay acciones que suben cuando la economía crece y hay otras que disminuyen en valor. Saber en qué tipo de acción invertir es de gran importancia. Las otras clasificaciones de acciones usadas en el mundo financiero son:

    • Acciones de Crecimiento: Este tipo de acción es de gran crecimiento pero tiene un riesgo mayor. Ofrece la posibilidad de un mayor rendimiento.
    • Acciones Tecnológicas: Son stocks de empresas en la industria de la tecnología. Al igual que as acciones de crecimiento suelen tener un riesgo más elevado a cambio de un potencial de retorno mas elevado.
    • Acciones de pequeña capitalización: son stocks de empresas con una capitalización (valor de mercado) menor a $2 mil millones de dolares, aunque este monto puede variar. Estas empresas pueden ser volátiles pero pueden ofrecer un retorno superior
    • Acciones de gran capitalización: son stocks de compañías con una capitalización superior a los $5 mil millones de dolares. Este tipo de stocks son las preferidas por los inversores conservadores ya que por lo general son mas seguras que el resto y en muchos casos pagan dividendos.

    ¿Por que una acción es importante?

    Las acciones se han convertido en uno de los vehículos de inversión más populares en el mundo. Históricamente, no hay ningún otro activo que pueda igualar su rendimiento. El potencial de apreciación de capital con el potencial de pago de dividendos no puede ser igualado por la mayoría de los activos en el mercado.

    Comprar una acción para invertir se ha convertido en uno de los procesos más fáciles para diversificar la cartera de inversión, solo hace falta tener una computadora con Internet o un teléfono. La parte complicada es saber cuál acción comprar y cual vender. Esta decisión requiere de cuidadoso estudio por parte del inversionista. Se debe tener en cuenta la edad de la persona, naturaleza de la inversión así como el perfil de riesgo que se desea tomar. Antes de comprar alguna acción, el inversor debe estar seguro de las implicaciones de su decisión y lo que esto puede significar.

    Una de las mejores herramientas para las personas que no tienen el tiempo para buscar acciones es un fondo mutuo de inversión, un fondo cotizado (ETF), o algún fondo basado en un índice bursátil. Estas opciones ofrecen gran diversificación y simplicidad. Cada una tiene costos asociados que deben ser tomados en cuenta a la hora de invertir.