Adam Smith

    ejemplo de adam smith y la industria

    Adam Smith fue un filósofo del siglo 18 y un economista del libre mercado. Se hizo famoso por sus ideas acerca de la eficiencia de la división del trabajo y los beneficios sociales de la búsqueda del propio interés de los individuos. En su primer libro, La teoría de los sentimientos morales, Smith propuso la idea de la mano invisible, o la tendencia de los mercados libres para regularse a sí mismos por medio de la competencia, la oferta y la demanda, y el interés propio de sus participantes.

    Adam Smith nació en Kirkcaldy, Escocia, en 1723. Estudió en la Universidad de Glasgow. En 1759, Adam Smith publicó su primer libro, La teoría de los sentimientos morales, que contenía muchas de sus ideas y filosofías principales.

    En 1766, Adam Smith regresó a casa con su madre en Kirkaldy y comenzó a trabajar en lo que todavía es su tratado más conocido, La riqueza de las naciones, el cual tardo unos 10 años para escribir y fue publicado el 9 de marzo de 1776. Sin embargo, Smith sin parar, siguió con su carrera y fue a Londres para trabajar y escribir.

    La riqueza de las naciones era tan popular que cinco ediciones fueron publicadas mientras que Adam Smith estaba todavía vivo. Murió el 17 de julio de 1790, diciendo en su lecho de muerte que había deseado haber alcanzado más, o así dice la leyenda. Adam Smith estaba más interesado en ser conocido por su trabajo que por su personalidad. Conocido como el padre del capitalismo, Adam Smith fue uno de los grandes contribuidores a la academia escocesa de economía. Hoy en día, más de 200 años después de su muerte, sigue siendo uno uno de los economistas más famosos del mundo.

    ¿Por qué Adam Smith es importante?

    Adam Smith es posiblemente el economista mas famoso del mundo, y muy pocas personas gozan del mismo reconocimiento que el. Posiblemente la única persona que es igual de famoso en el mundo economico es Karl Marx, el padre del comunismo. Si estos dos se hubiesen conocido podemos estar seguro que tendrían muchas diferencias de opiniones. Después de todo, una de las mayores teorías de Adam Smith era que la la naturaleza de las personas esta en trabajar para maximizar sus propios intereses. El  intercambio de bienes y servicios facilita este objetivo, y los participantes del mercado le pueden sacar mas provecho a estas actividades cuando las regulaciones y la intervenciones del gobierno son mínimas y no representan ningún obstáculo para que lo hagan. Es decir, la mano invisible del interés propio guía a los participantes del merado en el intercambio de bienes y servicios que tendrá el mayor beneficio mutuo.

    Adam Smith dijo que con la venta de productos y servicios que la gente quiere comprar, los productores y vendedores hacen dinero. Sin embargo, estos solo pueden recibir este dinero si son capaces de satisfacer las necesidades de sus clientes de una manera efectiva, esto significa que tienen que ofrecer productos y servicios que la gente desee comprar. Al hacerlo, son recompensados con un incremento en su riqueza y crean riqueza para la nación porque en conjunto son ciudadanos productivos. Adam Smith creía, que los ciudadanos sin darse cuenta crean el mejor beneficio para todos buscando beneficiar sus propios intereses. Como decía Smith, «No es de la benevolencia del carnicero, del cervecero o del panadero, que podemos contar con nuestra cena, sino por su propio interés.»

    La idea del interés personal es lo que impulsa a las personas a invertir su dinero. Las personas invierten su dinero en las empresas que tienen el potencial de dar un mayor retorno dado un nivel de riesgo, siempre velando por su interés a futuro.

    Otro principio importante de la filosofía de Smith es que en términos generales, el gobierno no debe interferir en el curso natural de las actividades de comercio. En particular, Smith rechazó el sistema mercantil, que era un sistema económico predominante en Europa del siglo 18, que tenia como objetivo regular los recursos económicos de una nación. Smith pensaba que la riqueza de una nación era creada con el comercio en lugar de su capital.

    Adam Smith creía que la regulación gubernamental solo creaba dolores de cabeza desde el punto de vista comercial y ademas perjudicaba a la sociedad en general por limitar su derecho a buscar sus propios intereses personales. El creía que el gobierno debía dejar a la gente libre de buscar su bienestar y solo asegurarse que de los contratos y otras actividades que fomentaran el crecimiento comercial se cumplieran.