Agente

    la función del agente en el mundo corporativo y financiero

    Un agente o agent por su traducción en ingles, es cualquier persona que haya sido autorizada legalmente para actuar en nombre de otra persona. Este termino es comúnmente usado en el mundo financiero y corporativo para referirse a terceros que hacen un trabajo para el cual han sido contratados.

    Dos de los tipos más comunes de los agentes son abogados, que representan a sus clientes legalmente, y los corredores de bolsa y asesores de inversión, que son contratados por el inversor para tomar decisiones de inversión y gestionar su cartera de inversión. La persona que está siendo representado por el agente en estos casos se llama el principal. La relación que existe entre estas dos partes se explica de manera detallada por la teoría de la agencia.

    El ejemplo mas claro es cuando un inversor (principal) contrata a un asesor de inversiones (agente) para que gestione la cartera de inversión en su lugar.

    ¿Por qué un Agente es importante?

    Un agente es una persona que trabaja o esté obligado a actuar o representar el nombre de una persona. La relación agente-principal puede ser forzada legalmente si se han dado a conocer los términos del contrato, y los agentes tienen la obligación de llevar a cabo sus servicios designados con prontitud y diligencia. Asimismo, los agentes no puede entrar en cualquier otro contrato que interferirían con sus obligaciones contractuales pendientes como agentes.

    En el mundo corporativo, el trabajo de los agentes es uno de los mas importantes ya que la mayoría de las personas y empresas no tienen la capacidad para llevar a cabo todas las tareas necesarias para su funcionamiento por si solas. Los agentes juegan un papel fundamental en el funcionamiento de los procesos corporativos. Algo que hay que destacar, es que las empresas deben poner los controles necesarios para lograr que el problema del agente-principal se mantenga en control; esto es cuando los intereses propios del agente se interponen en el camino de los intereses para lo cual fue contratado y por ende van en contra de los intereses del principal.