Deuda por Adquisiciónes

    ejemplo de deuda por adquisiciónes

    La deuda por adquisiciones o acquisitions debt  por su traducción en ingles, es la cantidad de dinero que se pide prestado a una entidad financiera, tenedores de bonos, y accionistas para financiar la compra de una empresa o un activo.

    Los prestamos para adquirir una compañía funcionan en que el prestatario utiliza los activos de la empresa que se va a adquirir para garantizar el préstamo. El uso de los activos de la firma que se va a adquirir es una de las razones por las cuales las adquisiciones hostiles tienen tan mala fama.

    Antes de pedir y obtener un préstamo para adquirir una compañía, el adquiriente debe asegurarse que los activos de la compañía a adquirir son adecuados y cumplen con las condiciones para respaldar la deuda. También se debe estudiar la proyección de flujo de caja de las dos compañías juntas para asegurarse de que se va poder hacer frente al pago de los intereses y capital del préstamo en el futuro. Este podría ser uno de los grandes riesgos que enfrentan las empresas durante una adquisición

    Dependiendo del tamaño de la compra, es posible que el préstamo venga de diferentes bancos e incluso de una combinación de prestamos de bancos y emisión de bonos. Conseguir deuda para financiar adquisiciones es costoso y puede consumir mucho tiempo. Generalmente hay todo un equipo de contadores, banqueros de inversión y abogados durante un adquisición para ayudar a estructurar la compra y asegurarse que todo esta en orden antes de proceder y durante el proceso.

    ¿Por qué la Deuda por Adquisiciones es importante?

    La deuda por adquisiciones tiene como fin financiar la compra de otra empresa sin comprometer demasiado los activos y el capital de la empresa que esta iniciando el trato. El objetivo de las adquisiciones es maximizar el valor y el retorno a los accionistas. Si la deuda por adquisiciones resulta en una compañía mas eficiente y rentable, entonces los accionistas estarán de acuerdo en que endeudarse es positivo para la compañía. Pero si los niveles de deuda pasan a ser demasiado grandes o las sinergias no son suficientes, entonces en ese caso los accionistas podrían decidir que no vale la pena ya que el riesgo de que la compañía quiebre o tengan que vender activos en el futuro aumenta.

    Cuando una compañía tiene que adquirir una gran cantidad de deuda para financiar la compra de una empresa, es muy probable que el precio de la acción caiga ya que este nivel de riesgo puede ser considerado elevado. Sin embargo, si el accionista considera que la adquisición va a ser beneficiosa en el futuro y se transformara en un incremento en el precio de las acciones esto podría representar una oportunidad de compra para el inversor.

    El numero de adquisiciones y por ende la deuda por adquisiciones aumenta cuando las tasas de interés son bajas, ya que es mas barato financiar las compras de otras empresas. Esto reduce el gasto de lo intereses que se deben pagar. Esta situación ha sido prevalente en los últimos años en donde las tasas de interes han sido históricamente bajas.

     

    Compartir
    Artículo anteriorAdquisiciones
    Artículo siguientePrima de Adquisición