Financiación de Cuentas por Cobrar

    Ejemplo Financiación de Cuentas por Cobrar

    La financiación de cuentas por cobrar o accounts receivable financing por su traducción en ingles, es un tipo de financiación en la cual un negocio vende sus cuentas por cobrar a una entidad financiera con el fin de obtener financiamiento rápido. También se le conoce como factoring. La empresa que solicita el préstamo recibe una cantidad de dinero que es igual a las cuentas por cobrar menos una reducción en su valor, esta reducción es la ganancia de la institución financiera que ofrecer comprar las cuentas.

    Digamos que hay una empresa con $500 mil dolares en cuentas por cobrar y que necesita realizar una inversión en los próximos días. Como las cuentas por cobrar se consideran un activo corriente, es decir que va a ser convertido en efectivo dentro de los próximos 12 meses, esta empresa decide usarlos para obtener financiación. La compañía llama al banco, el cual compra las cuentas por cobrar por $400 mil dolares y le da el dinero en efectivo a la compañía. La institución financiera a cambio recibe el derecho completo sobre los $500 mil dolares así como todos los riesgos de que los clientes no paguen a tiempo o no paguen en absoluto.

     

    ¿Por qué la Financiación de Cuentas por Cobrar es importante?

    La financiación de cuentas por cobrar es de suma importancia para aquellos negocios que necesitan dinero en efectivo de manera rápida. Usualmente es un proceso complicado que lleva mucho análisis. Las empresas de factoring, bancos, y otras instituciones financieras hacen un estudio exhaustivo de la calidad de las cuentas por cobrar de las empresas antes de decidir realizar la transacción.

    Básicamente la financiación de cuentas por cobrar conlleva a un intercambio en los flujo de cajas entre la empresa y la institución financiera que compra las cuentas por pagar. Una obtiene dinero en efectivo mientras la otra compra los derechos de flujo de caja en el futuro (cuentas por cobrar). Esta accesibilidad a fondos inmediata tiene un precio, en algunos casos el recurrir al factoring puede ser extremadamente costoso. Es importante que antes de recurrir a este tipo de financiamiento, las empresas hagan un calculo minucioso de los costos asociados así como que evalúen otras alternativas de crédito.