Gasto Acumulado

    Ejemplo de gasto acumulado

    Un gasto acumulado o devengado (accrued expense por su traducción en ingles), se refiere a cualquier gasto realizado que se ha reportado en los libros contables durante un periodo en especifico pero de los cuales no se ha realizado ningún pago todavía.

    Hay ciertos gastos por ejemplo, servicios públicos, sueldos y salarios, alquileres, y pagos de seguros en los que la empresa puede incurrir durante un periodo contable pero no pueden ser pagados hasta un fecha posterior. Estos gastos generalmente se encuentran en en los pasivos corrientes en el balance general de una empresa.

    Un ejemplo de este tipo de gasto seria la compra de un seguro para un auto. La empresa puede comprar el seguro valido por un año y hacer el pago en efectivo completo. Sin embargo, la empresa no va a reportar el gasto hasta que los meses empiecen a transcurrir y el seguro sea usado. Por ejemplo, si la empresa compra un seguro por $1200 dolares, esta solo reportaría $120 dolares durante cada mes que el seguro se use. Este tipo de transacciones esta basado en el método de contabilidad devengado.

    Desde el punto de vista contable, la empresa tendría un crédito en su cuenta de seguros prepagados ubicada en los activos corrientes en el balance general y reportaría un débito en su efectivo.

    ¿Por qué un Gasto Acumulado es importante?

    A pesar de que los gastos devengados no se pagan de manera inmediata, estos gastos acumulados se reflejan en el balance general durante el periodo en el que se incurren. Esto va en linea con el método de contabilidad devengado, donde los gastos se reconocen en el periodo donde se incurren y no cuando el efectivo cambia de mano. Una vez que se hace el pago, el gasto acumulado se elimina del balance. En el ejemplo mostrado, se ve claramente como funciona los gastos acumulados.

    Compartir
    Artículo anteriorBono de Devengo
    Artículo siguienteInterés Acumulado