Gestión Basada en Actividades (ABM)

    ejemplo de gestión pasada en actividades

    La gestión basada en actividades (ABM) o activity based management por su traducción en ingles, es una gestión basada en el análisis de procesos en donde la empresa analiza todas sus actividades y procesos con el fin de determinar la rentabilidad de cada aspecto del negocio. Esto permite al equipo de gerentes eficientizar sus operaciones para conseguir un mayor retorno sobre la inversión y en el rendimiento de la compañía. El ABM analiza los costos de los empleados, equipos, instalaciones, centros de distribución, salarios, gastos generales y otros aspectos del negocio con el fin de maximizar su rentabilidad. Este proceso se origino en los 80s con el fin de identificar fortalezas y debilidades dentro de la organización.

    Las etapas iniciales de la gestión basada en actividades son iguales a las etapas del presupuesto basado en actividades (PBA). Las etapas son las siguientes:

    1. Identificar las actividades que la organización realiza
    2. Calcular los costos de cada actividad
    3. Identificar cuales son los factores que influencian los costos de las actividades

    Usualmente las empresas han analizado sus costos desde el puesto de vista del costo de mano de obra y capital que van en los productos producidos. La gestión basada en actividades, adopta un enfoque mas amplio y analiza los costos específicos efectuados por las diferentes actividades en el proceso de crear un bien o servicio, así como en las funciones de soporte y administrativas de la compañía. ABM ayuda a las empresas a identificar que actividades agregan valor a su proceso y que actividades no lo hacen. Este tipo de gestión es de gran ayudar a la hora de determinar si una determinada área o función de la empresa esta impactando la productividad.

    Por ejemplo, la gestión basada en actividades puede ser extremadamente útil en las siguientes situaciones:

    • Determinando si un cliente es rentable basado en sus compras, retornos, y uso de crédito
    • Determinando la rentabilidad de un nuevo producto basado en las ventas proyectadas y costos de producción.
    • Determinando que tan rentable es un departamento es especifico basado en la cantidad de inversión que requiere para seguir funcionando.

    ¿Por qué la Gestión Basada en Actividades es importante?

    Aunque la gestión basada en actividades es extremadamente útil a la hora de identificar oportunidades en las operaciones de una empresa, esta lo hace solo desde un punto de vista cuantitativo y no cualitativo. Al analizar un proceso que no es productivo bajo una mirada de la gestión basada en actividades hay que tener cuidado ya que las implicaciones no cuantificables de eliminarlo o reducirlo no son tomadas en cuenta, por lo cual debe haber un estudio mas profundo antes de realizar cualquier cambio significativo. En muchas ocasiones, es dificil trasladar los ahorros de un proceso a aspectos no tangibles del negocio.