Pago de Pensión

    implicaciones fiscales del pago de pensión

    Un Pago de Pensión o Alimony Payment por su traducción en ingles, son pagos efectuados a un cónyuge o ex cónyuge bajo un acuerdo de separación o divorcio. El tipo de pensión y la cantidad que va a ser otorgada esta determinada por factores tales como la duración del matrimonio, ingresos relativos de los cónyuges y perspectivas financieras de los cónyuges.

    En general, el cónyuge debe haber sido económicamente dependiente del otro cónyuge durante la mayor parte del matrimonio para recibir pensión alimenticia. Los cálculos y las cantidades estándar varían según el estado y país, pero la capacidad de cada parte para ganar dinero, la duración del matrimonio, la conducta de las partes, y la salud y la edad afectan a la cantidad.

    El pago de pensión se hace generalmente de forma mensual. A efectos fiscales, los pagos no son en efectivo y los pagos adicionales voluntarios no cuentan como pensión alimenticia. Sin embargo, los pagos a un tercero en nombre del ex cónyuge separado o en ocasiones califican como la pensión alimenticia (gastos médicos, gastos de vivienda, matrícula, etc.).

    ¿Por qué el Pago de Pensión es importante?

    El pago de pensión esta destinado específicamente para apoyar a un cónyuge o ex cónyuge. Desde una perspectiva financiera, el pago de pensión tiene consecuencias fiscales significativas tanto para el pagador y el receptor. En particular, la pensión alimenticia es deducible de impuestos para el pagador y el beneficiario gravable para el que la recibe por lo cual es importante tenerlo en cuenta a la hora de declarar impuestos.