Tasa de Rendimiento Real Despues de Impuestos

    tasa de rendimiento real después de impuestos

    La tasa de rendimiento real después de impuestos es el beneficio económico real de una inversión después de considerar la inflación y los pagos impuestos. La tasa de rendimiento real después de impuestos es una medida exacta de las ganancias provenientes de una inversión y por lo general difiere significativamente de la tasa nominal de retorno de una inversión.

    Sin embargo, hay ciertos vehículos de inversión que presentan menos discrepancia entre la tasa de rendimiento nominal y la tasa de rendimiento real. Algunas inversiones con ventajas fiscales como los bonos municipales, valores del tesoro protegidos contra la inflación (TIPS), así como las cuentas de inversión con beneficios fiscales, tales como las cuentas de retiro mostrarán menos discrepancias entre los rendimientos nominales y rendimientos reales.

    Este termino se traduce en ingles como after-tax real rate of return.

    ¿Por qué la Tasa de Rendimiento Real Después de Impuestos es importante?

    La verdad es que en muy pocas ocasiones el retorno nominal es igual al rendimiento real de una inversión. Supongamos que en un año, un inversor podría obtener un rendimiento nominal de 15% en su inversión en acciones, pero su rendimiento real, el dinero que llega a poner en su bolsillo al final del día, será inferior al 15%. La inflación podría haber sido un 2% en el año, golpeando su verdadera tasa de retorno hasta el 13%. Como el inversor vendió sus acciones y obtuvo una ganancia, tendrá que pagar impuestos sobre esas ganancias, quitandole otro 2% de descuento en su retorno. La comisiones que paga a su broker o corredor de bolsa para comprar y vender las acciones también disminuye su rendimiento.

    Al final de día, el inversor va a obtener un rendimiento mucho menor al nominal. Por lo tanto, con el fin de  poder crecer sus inversiones de manera real es de suma importancia que los inversores se centran en la tasa de rendimiento real después de impuestos, no el rendimiento nominal.