Utilidad Acumulada

    capital intensivo y ganancia retenida

    La ganancia o utilidad acumulada (accumulated earnings por su traducción en ingles), es la suma de ingresos netos de una empresa, después de los pagos de dividendos desde la creación de la empresa. También se lo conoce como ganancia retenida.

    Por ejemplo, supongamos que una empresa ha estado haciendo negocios desde hace 5 años y ha reportado los siguientes niveles de ingresos netos anuales:

    Si suponemos que la empresa pago dividendos de $ 50 mil dolares en su ultimo año, el resultado de la utilidad acumulada seria el siguiente: -$300 mil – $100 mil + $150 mil + $50 mil + $350 mil – $50 mil (dividendos) = $100 mil dolares. La utilidad retenida luego de 5 años es de $100 mil dolares.

    En los años siguientes este monto va a seguir cambiando en relación a los ingresos netos reportados menos los dividendos repartidos a los accionistas.

    En el estado de resultados hay un resumen de los cambios en la utilidad acumulada durante el año fiscal de la empresa. El patrimonio de la compañía se construye en base a las ganancias retenidas, esto quiere decir que por cada dolar que se agrega a la utilidad retenida un dolar se agrega al patrimonio neto de la empresa.

    ¿Por qué la Utilidad Acumulada es importante?

    La utilidad acumulada no representa dinero en efectivo extra para la compañía que queda después de los pagos de dividendo. Las ganancias retenidas representan el estado final del uso de las ganancias de una empresa, es decir el balance final de como la empresa ha reinvertido sus ganancias desde sus inicios. Estas reinversiones pueden ser compra de activos para seguir creciendo el negocio o el pago de sus obligaciones financieras.

    El resultado de la utilidad acumulada demuestra la política de dividendos de una empresa ya que refleja como la compañía esta reinvirtiendo sus ganancias o pagando a los accionistas. Siempre lo que se busca con estas políticas es seguir generando el mejor retorno para los inversores.

    Las industrias que se están expandiendo o aquellas que requieren de grandes niveles de inversión (capital intensivo) suelen retener una mayor cantidad de sus utilidades ya que requieren mayor inversión en sus activos para poder seguir operando. Las compañías jóvenes usualmente no tienen la capacidad de repartir dividendos ya que necesitan todo el capital posible para seguir expandiéndose. Esto difiere de empresas ya establecidas, las cuales tienen el musculo financiero para repartir parte de sus utilidades a los accionistas. Para hacer una comparación significativa entre las utilidades retenidas de una empresa, se deben comparar compañías en la misma industria y con tiempo operando parecido.