Ejemplo de acciones y mercado al alza

Esta es la primera entrega de nuestra guía de inversión para principiantes. En esta ocasión hablaremos de las acciones y sus características.


Para conocer más sobre acciones visita:

Parte 1.1: Guía de Inversión para Principiantes: ¿Que son las Acciones?

Parte 1.2: Guía de Inversión para Principiantes: Tipos de Stocks


¿Qué es una Acción?

De manera muy simple, las acciones o stocks son un vehículo de inversión que representa una participación en una empresa, es decir propiedad sobre la empresa. Las acciones representan el derecho que tiene un individuo o empresa sobre los activos y ganancias de la compañía así como en algunos aspectos en la toma de decisiones.  A medida que un accionista va acumulando más acciones, su participación en la propiedad se hace mayor y por ende su derecho sobre las ganancias de la compañía.

¿Qué Significa ser un Accionista?

Ser un accionista significa que la persona o entidad es dueña de parte de la empresa junto con otro grupo de propietarios (accionistas). Como cualquier accionista, al comprar acciones se tiene el derecho sobre lo que la empresa posee así como de un parte de las ganancias por más pequeña que sea. Técnicamente esto significa que un accionista es dueño de una parte de la empresa. Por ejemplo, supongamos que una empresa tiene 1000 acciones circulantes en el mercado. Si un inversor compra 100 acciones de dicha empresa este sería el dueño del 10% (100/1000 acciones) de los activos y tendría derecho al 10% de las ganancias.

Un accionista no tiene necesariamente el poder para tomar decisiones en el día a día de una empresa. En su lugar una acción generalmente garantiza un voto para elegir un director para la junta directiva de la compañía, aunque hay diferentes tipos de acciones que pueden tener diferentes derechos de votos. Esa es la forma en que los accionistas buscan que sus intereses sean protegidos.  Por ejemplo, un accionista de Mcdonalds no puede exigir que se hagan cambios en el menú de las franquicias pero puede votar por un director que ayude a que su opinión se escuche.

El trabajo de la junta directiva es asegurarse que los intereses de los accionistas estén protegidos. Es decir, están a cargo de que los activos de la empresa se manejen de manera responsable y de asegurarse que el valor de la empresa siga incrementando en el futuro.  Si esto no sucede, los accionistas pueden votar para remover ciertos directores de la junta directiva. Generalmente, los inversores individuales no tienen suficiente cantidad de acciones (poder) para remover o poner a algún director. Los que tienen esta clase de poder son los fondos mutuos de inversión, inversores institucionales y empresarios con gran cantidad de capital. Ahora, esto no significa que los inversores individuales no puedan hacer nada, en ocasiones estos accionistas se unen para tener un frente unido y que sus preocupaciones sean escuchadas.

A la mayoría de los accionistas ordinarios no tienen problema en no poder tomar decisiones sobre la empresa. Esto se debe a que por lo general, los accionistas buscan tener un ingreso pasivo al adquirir acciones de empresas.  Lo importante de ser un accionista es que se tiene derecho sobre las ganancias de la compañía. Estas se pagan a través de dividendos y el monto a recibir dependerá de la cantidad de acciones que se tengan. Mientras mayor sea la cantidad de acciones mayor cera la cantidad de dividendos recibida.

Certificado de Acciones

¿Cómo una persona comprueba que es dueña de una acción? La propiedad de los stocks o acciones se demuestra por un certificado de acciones. Esto se trata de una pieza de papel que comprueba que una persona es dueña del valor. Hoy en día, con la prevalencia de los sistemas computarizados, los certificados de acciones en papel son una cosa del pasado. En su lugar los registros de los acciones se llevan de manera electrónica. Esto ha mejorado el control sobre las acciones además de que las ha hecho más fácil el trading o comercialización de estas. En el pasado, una persona tenía que ir directamente con sus certificados de papel a una casa de bolsas para poder vender una acción, hoy en día solo hace falta tener una computadora e internet.

Características de las Acciones

Como se ha mencionado antes una acción representa una participación sobre los activos y ganancias de la compañía. Una característica importante de este tipo de valores, es que el accionista es el último en tener un derecho sobre los activos en el caso de que la compañía vaya a la quiebra.

Las acciones dada su naturaleza, generalmente son unos de los vehículos de inversión más líquidos disponibles en los mercados. Estos se pueden transformar en efectivo casi de manera inmediata.

Otra característica muy importante de las acciones es su responsabilidad limitada, lo que significa que, como propietario de una acción, no se es responsable de las deudas que la empresa no pueda pagar. En difiere de otro tipo de empresas como las sociedades colectivas, donde si esta no puede pagar sus deudas, los acreedores pueden ir detrás de los activos personales de los accionistas. Esto quiere decir que si una de estas sociedades va a la quiebra también podrían llevar a los socios a la bancarrota. Al ser accionista de una empresa publica, lo máximo que se puede perder es el capital inicialmente aportado o de la inversión, nunca va a poder perder sus bienes personales.

Financiamiento de Deduda o de Capital

¿Por qué las empresas emiten acciones? Mucha gente se pregunta porque una compañía emite acciones y por qué los socios fundadores no se quedan con todas las ganancias en vez de compartirlos con miles de persona que no se conocen. La razón principal, es que todas las compañías llegan a un punto donde necesitan financiación para seguir creciendo. Para ello, las empresas tienen diferentes mecanismos. Entre los más comunes están los préstamos bancarios y emisión de bonos. Todos estos tipos de financiamiento se le conocen como financiación de deuda. Por otro lado la emisión de acciones se le conoce como financiamiento de capital. La emisión de acciones tiene como ventaja, que la empresa no tiene que hacer pago de intereses o no tiene que devolver el capital invertido. Lo único que reciben los accionistas a cambio es el potencial de que la empresa declare dividendos algún día o que el precio de la acción suba en los mercados. Las compañías ofrecen acciones al público por primera vez a través de una oferta pública inicial (OPI) o IPO por sus siglas en ingles. .

Es importante entender la diferencia entre la financiación de la deuda y la financiación a través de la equidad. Al emitir deuda, como un bono, la empresa garantiza la devolución de su capital invertido (el principal), junto con el pago de intereses. En la inversión de capital, al convertirse en accionista o dueño de una parte de la empresa, el inversor comparte el riesgo completo de la compañía junto con otros accionistas. También vale la pena mencionar, que si bien el riesgo es mayor para los accionistas también lo es el retorno que estos pueden obtener. Un tenedor de bonos está limitado a los intereses fijados por la emisión por lo cual su total retorno serán los intereses pagados. El retorno potencial para un accionista es en teoría infinito ya que el precio de la acción puede seguir subiendo de manera indefinida en el tiempo.

El Riesgo de Invertir en Acciones

Cuando se invierte en acciones no hay ningún tipo de garantía, el inversor tiene la posibilidad de perder todo el dinero invertido. El hecho de que una compañía le haya ido bien en el pasado no quiere decir que lo vaya a hacer en el futuro. Así, como si una compañía paga dividendos hoy, esto no quiere decir que lo vayan a hacer el día de mañana ya que no existe ninguna obligación en hacerlo.  En dicho caso, un accionista solo podría hacer dinero mediante la apreciación de capital de la acción a través de la venta de la acción en la bolsa de valores.

Si bien es cierto que parece que ser un accionista tiene muchos riesgos, hay que considerar que este riesgo está relacionado al potencial de retorno de las acciones. Como se dijo anteriormente, el potencial de ganancial con una acción es infinito y se han visto numerosos casos donde los inversionistas pueden duplicar su capital en tan solo unos años. Históricamente, las acciones han superado otros vehículos de inversión como bonos y cuentas de ahorro con un retorno promedio superior al 10% anual.

Dado los riesgos asociados a invertir en el mercado de valores, un inversor tiene que analizar cuidadosamente los estados financieros de una empresa así como al equipo gerencial antes de decidir invertir su dinero.

¿Qué sigue?

Con esto esperamos que se logre entender algunos conceptos básicos de las acciones, sobre lo que significa e implica ser un accionista y los riesgos básicos asociados a invertir en los mercados de capitales a través de acciones.