¿que son los bonos? y su diferencia sobre las acciones

Tanto las empresas como los gobiernos necesitan dinero para poder operar. Una empresa necesita fondos para expandirse a nuevos mercados y poder seguir funcionando, mientras que los gobiernos necesitan dinero para fomentar el progreso de un país, mejorar la infraestructura, financiar de programas sociales entre otras cosas. El problema que enfrentan las empresas y los gobiernos es que aveces los bancos no pueden proporcionar la cantidad de dinero que ellos necesitan o si lo hacen es muy costoso. La solución a este problema es la financiación a través de la emisión de bonos y otros instrumentos de deuda en el mercado publico. De esta forma las empresas y gobiernos pueden financiar sus necesidades de dinero a través de miles de inversores que prestan su capital a cambio de un retorno (interés).

¿Que son los Bonos?

Un bono es un instrumento de renta fija (préstamo) en donde el inversor es el prestamista y el emisor (compañía o gobierno) es el prestatario. El emisor de un bono debe pagar al inversor un retorno por para poder de usar su dinero. El retorno se presenta en forma de pago de intereses, con una frecuencia, periodo de tiempo y por un monto predeterminado. Esta tasa de interés es llamada el cupón en el mundo de los bonos y la fecha en que el emisor tiene que devolver la cantidad prestada (conocido como valor nominal) se llama la fecha de vencimiento. Los bonos se conocen como valores de renta fija, ya que el inversor siempre sabe la cantidad exacta de dinero que obtendrá si mantiene la propiedad sobre el valor hasta su vencimiento.

Para ilustrar como funcionan los bonos, supongamos que un inversor compra un bono por un valor nominal de $1,000 dolares con un cupón de 10% y un vencimiento a 20 años. Esto significa que el inversionista obtendrá 100 dolares al año ($1,000 * 10%) en intereses por los próximos 20 años. Al vencimiento del bono, el inversionista obtendrá sus $1,000 dolares de regreso. Esto funciona muy diferente a las acciones, en donde el inversor no sabe con certeza el retorno sobre la inversión que podrá obtener.

La diferencia entre los Bonos y las Acciones

Mientras que los bonos son la deuda de la empresa las acciones van representadas en el patrimonio de la misma. Esta es la distinción mas importante entre los dos tipos de valores. Con la compra de la acciones un inversor se convierte en un propietario de una parte de una corporación. La propiedad viene con derecho a voto y el derecho a participar en los beneficios futuros. Con la compra de deuda (bonos) un inversor se convierte en un acreedor de una empresa o del gobierno.

La principal ventaja de ser un acreedor es que el inversor tiene una prioridad mas alta sobre los activos en caso de que la compañía quiebre, cosa que los accionistas no tienen. En el caso de quiebra, los tenedores de bonos serán pagados primero que los accionistas. Sin embargo, los tenedores de bonos no tienen derechos sobre los dividendos de las compañías y su retorno esta limitado al cupón establecido. El retorno potencial del accionista es en teoría ilimitado.

En términos generales, el riesgo que asumen los tenedores de bonos es menor al de los accionistas, y es por esto que el retorno potencial de los bonos es menor al de las acciones. Esto sigue la regla básica de las inversiones, donde un riesgo mayor requiere un retorno mayor para hacer de la inversión atractiva.

¿Por qué Invertir en Bonos?

Los bonos son un vehículo de inversión adecuada para inversores que están buscando seguridad y no pueden tolerar la volatilidad de otros valores como las acciones. Dos de los ejemplos mas claros en donde los bonos hacen sentido para el inversionista son:

  1. Retiro – Una persona que se ha retirado y depende de una renta fija proveniente de su portafolio de inversión no se puede dar el lujo de perder su capital en el mercado de valores. Otro ejemplo seria el de una persona que esta a punto de jubilarse y quiere proteger sus activos y capital de las variaciones del mercado hasta que llegue la fecha para jubilarse
  2. Un horizonte de inversión al corto plazo – Si una persona que sabe que va a tener que afrontar un gasto en el corto plazo no puede arriesgar a perder su dinero. Si bien es cierto que el mercado de acciones brinda una oportunidad para un mayor rendimiento también lo es el riesgo de perder todo o una parte substancial del capital. Dado que el inversor va a necesitar dinero en el corto plazo para afrontar unos gastos es necesario que esta proteja su capital para poder hacerse cargo de dichos gastos. Un ejemplo claro de esto seria el de un padre que ha ahorrado para la universidad de su hijo y decide mover todos sus ahorros a bonos faltando poco tiempo para que este vaya a la universidad.

Al final, un inversor deberá tener un portafolio balanceado compuesto por diversos tipos de activos. La mayoría de los asesores financieros personales abogan por el mantenimiento de una cartera diversificada y cambiar las ponderaciones de las clases de activos a lo largo de su vida. Por ejemplo, en los años 20 y 30 la mayoría de la riqueza debe estar en la renta variable (acciones). En sus 40 y 50 años los porcentajes deberán cambiar activos mas seguros hasta su jubilación, que es cuando la mayoría de las inversiones debe ser en forma de renta fija para proteger el capital. Es para este tipo de situaciones que los bonos son de especial utilidad.